Historia del Maquillaje – Parte II

RTBrain4-353

Continuando con el artículo anterior, inicio con una de las civilizaciones más inspiradoras en cuanto al tema de moda y maquillaje se refiere (bueno, además de otras ramas a las cuales ha inspirado) pero, en este caso es más puntual.

Cuando Howard Carter abre en 1922 la tumba de Tutankamón, los testigos aseguran que los recipientes aún despiden el aroma de las esencias. Es probable que durante este período, la elaboración de los cosméticos fuese tarea de sacerdotes y sacerdotisas. Una especie de arte sagrado que sólo ellos dominaban. 

Otras tumbas y monumentos proveen más evidencias del valor que los antiguos egipcios concedían a la estética corporal. Por ejemplo, en la tabla de granito insertada en el pecho de la Esfinge, le rey Thutmose IV (1420 A.C.) es representado ofrendando incienso y aceite aromático.

tumblr_mp7yfdGIp31ryfivao1_1280
Rey Thutmose IV

Con Cleopatra alcanza el maquillaje femenino sus más altas cotas de perfección. A juzgar por los descubrimientos, los ojos eran el más importante foco de atención, y los efectos conseguidos no eran muy distintos de los que hoy logra la mujer contemporánea.

El párpado inferior se pintaba de verde, mientras que para el superior, las cejas y las pestañas utilizaban el khol de distintos tonos, preferiblemente el negro. Se aplicaba con un palito de marfil o madera, contorneando el ojo con la conocida forma de pez.

La mujer egipcia hace uso de desodorantes, tónicos capilares y corporales, mascarillas faciales, blanqueadores,, suavizantes, antiarrugas… pues utilizaban ingredientes como la lecha de burra, harina de avena y habas, levaduras, miel, arcilla, lodo del Nilo, aceites de palma, cedro y almendras.

Unos incipientes conocimientos en marketing hacen intuir a los egipcios que los envases son de vital importancia para la potencial compradora. Resultan pequeñas obras de arte que tallan en marfil, y alabastro; y en madera, onyx y porfirio para las presumidas menos pudientes.

También los hombres recurren a las bondades de la cosmética. El baño como placer es un descubrimiento egipcio. Con aceites y resinas olorosas, raíz de lirio, sándalo y cedro importados de Arabia, mezclados con hierbas de la zona, se frotaban y suavizaban la piel.

10-mandamientos-2
Escena de “Los Diez Mandamientos”

Está visto que nadie ha inventado nada. Para envidia de los skinheads y otras pandillas, los egipcios ponen de moda el rapado total de cabeza. Más que nada, como medida higiénica contra los parásitos. El cráneo se cubre después, en el más puro estilo punky, con pelucas rojas, azules , verdes y negras. Entre los papiros de Ebers, descubiertos en 1873 por el egiptólogo y novelista alemán del mismo nombre, destaca uno sobre el tema que nos ocupa: el Kosmeticón. Sin embargo, la mayoría de los saberes escritos por médicos y físicos pereció en el incendio de la biblioteca de Alejandría.

También los textos sagrados reflejan en varios pasajes la milenaria moda del maquillaje. A saber, la Biblia explica que cuando Jehu llegó a Jezreel, Jezabel “se bañó, pintó los ojos y se engalanó con ornamentos”. En la sura o versículo 56 se sugiere la costumbre de enfatizar la mirada. “Y allí estarán las huríes con sus enormes ojos oscuros, como perlas ocultas en sus conchas”.

138_perfume_egipto_1_2000x1281

Con esto finalizo el artículo del día! Hasta el próximo post que será con los griegos y romanos.

Gracias por leer!

(Bibliografía: Revista Muy Interesante año 6 N.76, Recetario natural de belleza. D.Peno. Miraguano Ediciones. Madrid. 1989)

@angieluthien

@luthienfashion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s